Whatsapp   Whatsapp +50762197664 Panamá    Whatsapp +51955434842 Perú    Whatsapp +584241153525 Venezuela   

OVA: Barreras no arancelarias afectan al vino en los mercados internacionales


Ver todas las noticias

OVA: Barreras no arancelarias afectan al vino en los mercados internacionales

El comercio del vino se ve afectado gravemente por las barreras no arancelarias, es decir, las leyes, regulaciones o políticas de un país, que no están en la forma habitual de un arancel y que restringen las transacciones de productos, advirtió el Observatorio Vitivinícola Argentino (OVA).

 

También llamadas barreras para-arancelarias y medidas no arancelarias (MNA), abarcan: medidas sanitarias y fitosanitarias; obstáculos técnicos al comercio; inspección previa a la expedición y otras formalidades; medidas de control de los precios; licencias, contingentes, prohibiciones y otras medidas de control de calidad; medidas de financiación y restricciones a la distribución, entre otros.

 

Si bien los datos no revelan ninguna tendencia asertiva sobre el aumento de la utilización general de medidas no arancelarias, se mantienen como un gran problema para el comercio internacional.

 

En el caso particular del vino, el comercio se ve seriamente afectado por barreras no arancelarias, resalta el OVA. Según el Observatorio, los países que están incrementando la importación de vinos también implementan regulaciones que podrían considerarse como MNA.

 

Los obstáculos técnicos al comercio (OTC) y las medidas sanitarias y fitosanitarias (MSF) van adquiriendo preponderancia, según información de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

 

Según la OMC, los acuerdos sobre OTC buscan operar sobre reglamentos técnicos, normas y procedimientos de evaluación de la conformidad no sean discriminatorios. En tanto, el de MSF establece reglas básicas para la normativa sobre inocuidad de los alimentos, salud de los animales y preservación de los vegetales.

 

“La implementación de estas regulaciones ha dado lugar a algunos temas problemáticos”, señaló el OVA. El principal radica en que pocos estándares fueron definidos por el Codex Alimentarius.

 

Asimismo, a pesar de que la OIV es una organización intergubernamental comprometida con establecer estándares técnicos y comerciales para el vino, no es reconocida por la OMC. No obstante, muchas regulaciones de la OMC fueron aplicadas por el WWTG, una asociación informal de representantes nacionales de los países productores de vino.

 

Entre los logros vinculados a MNA del WWTG –cuyos miembros fundadores son: Argentina, Australia, Canadá, Chile, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Estados Unidos– se destacan: acuerdo de aceptación mutua sobre prácticas enológicas; acuerdo de etiquetado y protocolo y memorando de entendimiento sobre certificación.

 

Barreras no arancelarias de privados

 

El comercio internacional del vino también está condicionado por regulaciones técnicas de los países. En la última década el desarrollo de este tipo de estándares creció considerablemente, siendo fijados por firmas individuales, organizaciones colectivas u organizaciones.

 

Según el OVA, “los estándares privados son voluntarios, pero cuando son requeridos por los grandes distribuidores o las grandes compañías se convierten en obligatorios para los proveedores”.